Informar en tiempos de globalización

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La  información es vital para los seres humanos, siempre estamos necesitados de conocer cualquier detalle de la realidad,  pueden ser cosas tan elementales como saber cuál alimento es comestible y cuál venenoso, o cuestiones un poco menos relevantes como  los últimos acontecimientos que ocurren en nuestro entorno; sea cual sea el caso, todo el tiempo estamos en necesidad de conocer algo, de allí el valor  que le damos a la información.

Una de las características de nuestro tiempo es que ha hecho posible una mayor difusión de informaciones, esto tiene sus ventajas pero también sus problemas. La ventaja es que todos podemos ser fuente de noticias, la desventaja es que podemos difundir una apreciación errónea de la realidad.

Difundir una noticia errónea no necesariamente es producto de la mala fe, sencillamente los humanos percibimos la realidad a través de los sentidos y ellos en sí mismos tienen una capacidad limitada. Ante un accidente de tránsito, por ejemplo, nuestros ojos  nos pueden dar una información parcial, dependiendo de dónde estemos ubicados;  a partir de allí sacaremos una conclusión que puede no  corresponder   con lo realmente ocurrido.

Por otra parte,  hay condicionantes culturales que hace que valoremos la realidad de diferente modo, por eso ya en el mundo intelectual  se ha aceptado que toda percepción de la realidad es una percepción subjetiva.

Pero aún así, a sabiendas  que nuestras apreciaciones son subjetivas necesitamos la información;  uno de los formatos donde esta información es valorada es en las noticias.

Las noticias son las informaciones que alguien organiza para que los otros se enteren de algún acontecimiento, en nuestras sociedades las hacen los periodistas. Nos hemos acostumbrado a que ellos sean la fuente confiable, aunque ya sabemos que eso no siempre es así, que también pueden difundir noticias falsas.  Acá les dejo un caso relativamente reciente de un famoso periodista alemán que estuvo inventando reportajes falsos durante mucho tiempo.(https://www.bbc.com/mundo/noticias-46628038)

Ahora bien, ante el alto volumen de información que se genera no queda otra alternativa sino seleccionar lo que se va a convertir en noticia, eso trae un gran inconveniente: puede ocurrir que lo que se seleccione sea solo lo que le conviene a alguien, puede ser que haya muchas cosas que se dejan de informar, sencillamente porque contraría algunos intereses, entonces muchos acontecimientos pasan desapercibidos porque no se dan a conocer.

La mayor parte de las noticias que se consumen son distribuidas por unas pocas agencias, son ellas las que se encargan de decidir lo que leemos, vemos o escuchamos. Ellos seleccionan, organizan, y distribuyen y el resto repite esas informaciones.

Es muy difícil que sea de otro modo por el problema que comporta constatar la información. En última instancia es un problema de recursos para comprobar las fuentes de donde surgen las informaciones.

¿Estamos atrapados entonces? No necesariamente. El hecho de que no podamos producir informaciones de primera mano no significa que tenemos que quedarnos de brazos cruzados.

Una alternativa es desarrollar  espacios donde se reelaboren las informaciones, donde aquellas noticias que han sido producidas  en primera línea sean contrastadas y reorganizadas para agregarles algún valor que las distinga de la información inicial.

Esto tendría varios aspectos positivos. Por un lado, la posibilidad de acceder en un mismo espacio a informaciones que no han tenido mucha divulgación, que no han sido consideradas relevantes, que han sido menospreciadas.

Además, puede permitir una ampliación del contexto informativo de la misma noticia, de este modo se pudiera hacer más accesible y mucho más educativa que la original, se trata de enriquecer lo que ya ha sido publicado.

Creo que propuestas  de este tipo nos pueden dar otra perspectiva del panorama noticioso. Todo lo que contribuya a ampliar el espectro informativo debe ser bienvenido.

Gracias por su tiempo.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *